Iglesia Cristiana de Cary

No Canceles Tu Vida

No Canceles Tu Vida

La palabra cancelar nos llega del latín “cancellare” que significa borrar. El diccionario Clave ofrece la siguiente definición entre otras:

“Referido específicamente a un compromiso o a algo proyectado, dejarlos sin efecto o suspender su realización”

Muy a menudo tenemos la tendencia a cancelar todos nuestros planes, a ponerle fin a esos proyectos que habíamos entendido que debíamos realizar. Todo debido a una pérdida, a una tragedia súbita, ante algún tipo de revés de pronto nos vemos sin las fuerzas para seguir adelante y ni siquiera continuamos en la intensidad de fe que teníamos mientras caminábamos con el Señor por la vida. Hoy se me ocurre pensar; nadie debe suspender lo que Dios ya había proyectado con su vida por la muerte de un familiar cercano, o quizá la enfermedad de un hijo o hija, o algún otro evento trágico que nos suceda.

Respeto y admiro mucho aquellas personas que aprenden a vivir con significado y valor después de tragedias personales. Estoy pensando en gente que encara con valentía situaciones tan difíciles como la muerte de un hijo en la guerra, o el abandono del hogar por un esposo que deja sin protección y amor a su esposa e hijos. Pienso en aquel soldado que pierde sus dos piernas en el campo de batalla y se rehúsa a vivir como un perdedor amargado y deprimido, sino que más bien se convierte en campeón de los 100 metros en la carrera de corredores en sillas de ruedas.

He conocido personas que en lugar de pensar en la muerte, piensan en la vida cuando más hundidos están en el pozo de la desesperación. Un hombre que perdió a todos sus hijos, todas sus posesiones y cayó terriblemente enfermo en un solo día, (Me refiero a Job) dijo lo siguiente en su hora oscura:

“…Cuanto diera que se escribieran estas mis palabras: Yo sé que mi Redentor vive,
Y al fin se levantará sobre el polvo; Y después de deshecha esta mi piel,
 En mi carne he de ver a Dios; Al cual veré por mí mismo,
Y mis ojos lo verán, y no otro,
Aunque mi corazón desfallece dentro de mí…”

En otras palabras, tengo la certeza de que mi Dios está vivo y no ignora lo que me sucede. Y aunque en este tiempo no vea ninguna posible solución y mi corazón no tiene la capacidad de animarme. El hecho de que mi redentor vive me indica que yo viviré y en mi carne, en mi naturaleza, en medio de mi problema he de ver a Dios con mis propios ojos. Lo veré aquí y lo veré allá en la eternidad después que mi piel este totalmente desecha.

No debes cancelar tu vida y abandonarte en la desesperanza dudando de lo que Dios es y tiene para ti hoy y en la eternidad. A nuestro enemigo le encantaría que suspendiéramos todos los planes de impacto temporal y eterno que siempre hemos creído tomarían lugar en nuestras vidas.  Por otro lado, si has perdido el brio de la vida, el aire de la esperanza y las fuerzas de la recuperación; si no estás disfrutando de la presencia de Dios y viviendo la Fe en aquel que pagó el precio de tu deuda: Ya cancelaste tu Vida Aquí y Allá.

Cree que Dios tiene un plan perfecto y maravilloso para ti, aunque ahora no puedas ver nada de esto ocurriendo en tu diario vivir. El primer paso es Cree y Entrégate. Invita al Señor a ser parte de tu diario vivir, de tu intimidad, de tu caminar, de cada detalle de tu vida. Pídele que perdone tus pecados y tu deseo de cancelar la vida hermosa que El te dió. Te aseguro que verás a tu redentor levantarse del mismo polvo que te ahoga y encontrarás lo maravilloso que es vivir a su lado.

Por favor no desperdicies tu vida.
Conéctate con Dios hoy mismo!!!

Si necesitas oración o simplemente alguien que te escuche, escríbenos:
Electrónicamente a: Pastor@iccary.com
Correo Postal: 555 SW Maynard Rd Cary NC 27511
O llámanos al: 919-879-8436

 

Comments are closed.

Venga y Visitenos !!!

Miércoles @ 7:30 pm
• Grupos de Conexión,
• Clases Música y Danza para niñas
Viernes @ 7:30 pm
• Ready4life (Ministerio de Jóvenes)
Domingos @ 11:00 AM
• Culto de Adoración
• Iglesia para niños, (Kids Connection)

Teléfono: (919) 879-8436

Contactenos
Tweet